Che sia il grido de’ Santi nel celo – Vendetta, vendetta. Vendetta è il piacere degli dei – Ciò che segue è la divina vendetta, ultima e irrevocabile

L’apocalisse ovvero La rivelazione dell ‘Appostolo San Giovanni pero Mong. Jacques Benigne Bossuet

Ciò che segue è la divina vendetta, ultima e irrevocabile, prima sopra gli Ebrei, e poi sopra l’Imperio persecutore: ma questa è la vendetta ancora rappresentata in …..

Per aprire le sue porte e offrire così cure spirituali, ogni spazio deve rispettare una serie di indicazioni, come il rispetto di un massimo di dieci fedeli per tempio, una persona per banca, la disinfezione delle scarpe, senza acqua santa nelle fontane e il divieto di toccare immagini religiose. Nell’area metropolitana di Buenos Aires le porte dei templi rimarranno chiuse.

Sul coronavirus Maggio 16 2020 Buenos Aires, Argentina

 

Venganza a la secta universal que había encaramado a las putazas de palermo, hijos de puta anoten: puertas, atención, espiritual, respetar, máximo, BANQUITO DE MIERDA EN EL CULITO DEL PUTITO DE MIERDA DE AGUSTINCITO BOLUDITO que trabaja en el banquito, CALZADO, NI EL AGUA  BENDITA LES LIMPIA LAS CONCHAZAS A LAS PUTAS VIEJAS. PROHIBIDO TOCAR IMÁGENES RELIGIOSAS, LAS VERGAS SI PUEDEN SEGUIR TOCÁNDOLAS Y CHUPÁNDOLAS. A CHUPAR PUTAS VIEJAS A SEGUIR CHUPÁNDOLA PUTAZAS DE MIERDA. A PONER LA VERGA VIEJOS DE MIERDA, A PONER LA GAROMPA AHORA QUE SE ACABÓ LA JODA.  LES LLEGÓ TODO JUNTO.

LA FRASE SARÀ RECITATA DA DECUBITO VENTRALE CON RISATE SELVAGGE CHE SORGONO DALL'ADDOMEN CON LA TESTA CHE PASSA DA SINISTRA A DESTRA E DE DESTRA A SINISTRA E SBATTENDO I PAVIMENTI CON I DUE PUGNI COME SE FOSSE UN SIMULACRO DI STUPRO. Il gatto Brando si avvicina lateralmente e mordicchia il braccio svolazzante. Il sinistro, il braccio sinistro.la sinistra. Il braccio sinistro. Il gatto inizia a correre, consapevole di aver interrotto la gioia, e riceve un calcio dal mio piede sinistro, automata, braccio automata, piede automata. Gatto automata. 

TOUCH È VIETATO.

“QUIERO. DAME. NO TE METAS. ¿LES GUSTÓ EL NUEVO BERTOLUCCI?” LUCA PRODAN PARA SUMO. LA RUBIA TARADA. VOGLIO. DAMMI. NON METTERTI NEI GUAI. TI PIACE IL NUOVO BERTOLUCCI? LUCA PRODAN PER SUMO. LA TARADA BIOND

 

LA FRASE SARÀ RECITATA DA DECUBITO VENTRALE CON RISATE SELVAGGE CHE SORGONO DALL’ADDOMEN CON LA TESTA CHE PASSA DA SINISTRA A DESTRA E DE DESTRA A SINISTRA E SBATTENDO I PAVIMENTI CON I DUE PUGNI COME SE FOSSE UN SIMULACRO DI STUPRO. Il gatto Brando si avvicina lateralmente e mordicchia il braccio svolazzante. Il sinistro, il braccio sinistro. Il gatto inizia a correre, consapevole di aver interrotto la gioia, e riceve un calcio dal mio piede sinistro, automata, braccio automata, piede automata. Gatto automata.

Para poder abrir sus puertas y así ofrecer atención espiritual, cada espacio deberá cumplir una serie de indicaciones, como por ejemplo respetar un máximo de diez fieles por templo, una persona por banco, desinfección del calzado, sin agua bendita en las fuentes y la prohibición de tocar imágenes religiosas.

 

“¿Te acuerdas de ella?” es un texto adjunto a un mensaje de correo electrónico que he enviado el día 15 de Mayo del 2015

El mensaje de correo electrónico lo envié bajo pseudónimo CHARLY TAYLOR, usando la casilla de Correo “MILLÓN DE MILLAS”, millón.de.millas@gmail.com, intentando eludir con ello la captura del texto por parte de la corporación corrupta y corruptora al comando de la persecución contra mi y mis hijos.

¿TE ACUERDAS DE ELLA?

Introducción

Once upon a time, there was a Poet in prison.

Richard LOVELACE wrote the Poems “To Althea, from Prison”; and, years later, “To Lucasta, Going to the wars”.

About three hundred years later, Julio CORTÁZAR made a character of his Novel “Los Premios” say “To Althea, going to the wars”; which is now the title of this plan for a novel and the storyline for a movie.

The fact that Mr. Julio CORTÁZAR combined the first part with the second part of the two titles of the referred Poems by LOVELACE is unknown by Academy and by critics, as well.

I will not reveal how I discovered it.

                                  

En el fondo del espejo

I

 

A sus 30 y algo de años, ella estuvo por dejar de trabajar en la petrolera del grupo de empresas dirigidas por el Sr. Theo (en adelante, Theo) para unirse a Mobil (empresa petrolera que luego fue adquirida por Exxon).

La última entrevista que tuvo con la gente de Mobil fue en un restaurante. Puntualmente con el primer plato, el entonces CEO de la petrolera en la que ella trabajaba (en adelante, el CEO) con el Sr. Hermano de Theo –hoy fallecido- (en adelante, el Hermano) aparecieron en el lugar y se unieron a otros comensales.

El CEO se acercó a su mesa para saludarla amablemente fingiendo sorpresa.

Esa tarde, el CEO en persona le hizo a ella una contraoferta y determinó su reposicionamiento jerárquico. Ella decidió no irse, que no es lo mismo que quedarse.

Supo así que quería dejar la empresa, pues no la convencía ese reconocimiento “express”; pero también supo que no quería radicarse fuera de la Argentina –expatriarse era el más probable de sus posibles destinos trabajando para Mobil (más aún para Exxon)-.

Hoy más que ayer ella piensa que el expatriarse es mero desarraigo aunque lo disfracen de profesionalismo.

 

 

II

 

Al poco tiempo, llega gente nueva a la petrolera -gente del círculo del CEO-.

Hasta entonces la petrolera era una rara avis en el grupo de empresas dirigidas por Theo, pues su núcleo profesional se componía mayoritariamente por profesionales que habían trabajado en YPF o en Gas del Estado (como ella).

Con el desembarco de los muchachos del CEO (ingenieros industriales, rugbiers, miembros de grupos sectaros) se paralizó la carrera y también se paralizaron los proyectos empresarios de los demás.

Siguieron dos o tres años de crisis personal y laboral… ella dice que no escriba por ahora los detalles, aunque son importantes…  

Sus superiores terminaron insinuándole que sólo una expatriación al lago de Maracaibo (preferentemente sumergida en las aguas del lago) era la única posición viable para ella dentro de la empresa.

Ella formalizó una respuesta negativa.

Cuando parecía que no había salida –pues no tenían la intención de despedirla ni ella de renunciar-; en un almuerzo de fin de año, el Hermano en persona –que mientras vivió supervisaba los negocios de la petrolera y de la constructora del grupo de empresas- se para delante de ella y le dice mirándola a los ojos, textualmente: “SÉ QUE ALGO DESAGRADABLE ESTÁ SUCEDIENDO. LE PIDO PERDÓN. NO VA A VOLVER A OCURRIR.”

Y efectivamente, eso desagradable que estaba ocurriendo con todos y cada uno de sus detalles no escritos no volvió a ocurrir.

Pocos años después el Sr. Hermano muere en un accidente aéreo junto con otras personas en circunstancias no esclarecidas.

Casi inmediatamente muere también el Sr. Padre de Theo (en adelante, el Padre) e hijo del fundador.

Ella piensa que el Padre –quien cuando ella era una muy joven recién ingresada la miró a los ojos casi igual que su hijo, como queriendo decir qué bueno que estés trabajando con nosotros- murió de tristeza.

 

III

 

Luego, ella tiene un hijo y a consecuencia de su nacimiento se casa. Después tiene dos hijas.

En 2007, le proponen trabajar para la mayor empresa del grupo que dirige Theo (en adelante, empresa T) –cuyo CEO es el mismísimo Sr. Theo-, en Houston. A ella le parece un buen cambio para salir de la petrolera. A su ex marido le gustaba Houston.   

Un nuevo grupo para estudiar las cuestiones de energía se forma en Buenos Aires. Theo quiere que ella y su jefe en la petrolera pasen a trabajar a la empresa T, ahora en Buenos Aires.

Ella acepta. Su jefe no.

Ella está a cargo de ese nuevo grupo. Theo le pide personalmente abordar tres temas que –con el tiempo- resultaron en cambios estructurales del mercado de energía.

Concretamente, mirándola le dice “no me saques los ojos del mercado de gas de Estados Unidos” y por escrito le pide la “misión imposible” de pronosticar si iba a haber suficiente petróleo y gas en el planeta hacia el año 2020 y de dónde iba a producirse el petróleo y el gas que había que encontrar y desarrollar para reemplazar la declinación de los yacimientos existentes.

Así y gracias a la inteligente anticipación de Theo, los estudios sobre los tres temas anticipan los cambios estructurales de diversificación y ampliación de oferta (primero de gas y luego de petróleo).

Asimismo, anticipan que no sólo no iba a faltar oferta de energía sino que la demanda no crecería tanto como se suponía.

Por entonces, el  CEO devino en asesor personal de Theo –en adelante el Eminente- y escribe y publica en diversos medios un ensayo al que llamó “La Era de la Escasez”.

El ensayo auspicia un futuro de oferta de energía en general y de gas y petróleo en particular escasa, valga la redundancia; y con consecuencias dramáticas (más bien trágicas) para Argentina y el mundo.

Así, dos visiones completamente contradictorias y mutuamente excluyentes convergen al centro de la estrategia de Theo.

El Eminente y ella coinciden en varios seminarios internacionales y no disimulan ante terceros sus visiones contradictorias; al punto de repetirse algunas de las pasadas escenas desagradables acerca del tema de divergencia y de otras cuestiones personales en algunos almuerzos, en algún aeropuerto y en la cabina de un vuelo.

El tiempo había pasado, ella ya no era joven, era madre, pero nada había cambiado, excepto que el Sr. Hermano ahora estaba muerto.

 

IV

 

Hacia 2009, se consolida el escenario de oferta creciente de gas; luego de petróleo también.

Por entonces, en lo personal, ella se divorcia en muy malos términos con pérdidas materiales muy significativas que mermaron significativamente lo que ella venía ahorrando para sus hijos.

Poco después del divorcio, la empresa T ejerce sobre ella una persecución laboral y personal que en inglés se conoce como “gang stalking actions”.

La empresa T en colaboración con la petrolera extiende la persecución a todos y cada uno de los ámbitos de su vida, incluyendo  no sólo el ámbito laboral sino también: el consorcio del edificio dónde vive, los colegios, los amigos, los médicos, los abogados, los vecinos, el club, la publicidad en medios y en la vía pública, la iglesia, el confesionario, la curia, los políticos, la Biblioteca Nacional, los escritores (sí … escritores mediocres a quienes ella nunca había leído) y más, deportistas, actores, cantantes….  escuchando y video filmando dentro de su casa, su intimidad y la de sus hijos y fuera instalando micrófonos aparentemente en los zapatos.

También haciendo sonar sirenas de ambulancias y bomberos y bocinas estridentes a su paso, o disponiendo personas a su alrededor para amedrentarla describiendo en detalle enfermedades terminales y sus tratamientos, accidentes, incendios, robos, asesinatos, etc.

También practicando actos de satanismo a su alrededor, incluso en la baulera y haciendo daños materiales importantes dentro de su casa con la ayuda de los sucesivos encargados y los custodios.

Habían sustraído la llave de su casa de la cartera que ella dejaba en su escritorio -cuando iba a almorzar al restaurante de la oficina- y sobornaban a los cerrajeros para obtener la copia de las llaves cuando ella reemplazaba la cerradura de su casa.

Supuestamente, entraban en la casa para poner los micrófonos en los zapatos que ella reemplazaba.

Los episodios de intervención –o performance- a su alrededor simulaban ser por casualidad, una especie de mal augurio constante, intenso y persistente de un final trágico al que se tenía que someter lo antes posible para no seguir sufriendo.

Aparentemente los registros de audio y video son compartidos con una audiencia dentro y fuera de la empresa, desconocida para ella pero supuestamente grande.

Un espejo distorsionado que le devolvía una imagen aberrante de su presente, de su pasado y le presentaba un trágico desenlace inminente.

En teoría, y de acuerdo con la implementación de la empresa T, la persecución no tiene un objetivo concreto determinado más que el aniquilamiento del perseguido: por suicidio, ataque cardíaco, enfermedad terminal o accidente (palabras repetidas constantemente a su alrededor).

Ella dice que los detalles son muy importantes pero complejos para abreviar.

Uno de los colaboracionistas (así se llaman) más activos fue y sigue siendo el padre de sus hijos…  hoy ella cree probable que la violencia que vivió durante el divorcio bien pudo haber sido inducida y planificada de antemano entre el padre de sus hijos, su hermano abogado y las empresas T.

Si formalizar la propuesta, la empresa T le insinúa/sugiere (el vocablo en inglés es “innuendo”, que no tiene traducción precisa al español) una continuación de la relación laboral como consultora.

Ella dice expresamente que no tiene sentido pues la divergencia entre escasez y la abundancia no se disolvería siendo que seguirán mutuamente excluyentes, por definición.

Algunos en T intentaron acercar las dos posiciones bajo la premisa que si bien habría muchas reservas de gas y de petróleo, sus costos de producción serían altos.

Es decir, abundantes reservas y escasa producción, o lo que sería técnicamente preciso: carestía.

Sin embargo, el Eminente era muy determinado en cuanto a que no se trataba de una carestía técnica sino simple escasez  de todo, de reservas y de producción. No hubo escasez, tampoco carestía.

Mientras tanto, los abigarrados departamentos de RRHH prepararon para ella un menú de sugerencias y/o insinuaciones que llegó a incluir la de tener un vínculo sentimental con un ejecutivo de la empresa quien estaba a cargo de un par de centenares de ingenieros vendiendo tubos en una relación directa con los clientes petroleros, sabiendo los dos centenares más un ingeniero casi nada del negocio petrolero.

Por entonces, la oferta de gas en el mundo en general y en Estados Unidos en particular, creció notablemente y el precio decreció en consecuencia; también empiezan a manifestarse cambios en el mismo sentido para el petróleo y se consolida el desarrollo de nuevos yacimientos.

Por esta razón y para que no se les volviera en contra el mecanismo persecutorio, la echaron en medio de demostraciones ostentosas del éxito del equipo coordinador de las persecuciones (Recursos Humanos y Comunicaciones).

 

V

 

Poco antes ella empieza a soñar intensamente. No entendía nada de nada de lo que veía en sueños. Los detalles son muy importantes y muy complejos para explicar en breve.

De todos modos, el accionar persecutorio fue focalizándose alrededor de sus sueños. Por ejemplo: ella tuvo por entonces que dejar su psicoanalista pues no sólo era escuchada sino que también manipulada en las sesiones por el primer terapeuta. Temperamento que se mantuvo con una segunda terapeuta que vivía en el mismo edificio en el que ella y sus hijos viven.

Apenas ella se dio cuenta de que era monitoreada, iba a la sesión a leer en voz alta textos seleccionados de “Memorias de Adriano” de Margarite YOURCENAR, renglón por renglón, palabra por palabra, especialmente los pasajes relativos al emperador Trajano, quien viejo e impotente sufría sabiendo que no podría conquistar Oriente.

No era la primera vez que leía literatura en terapia. Ella piensa que los temas humanos son entendidos en la literatura. La cuestión de Oriente para el imperio Romano como un problema de límites no era una alegoría trivial, es el mismo problema que tiene Theo desde el punto de vista empresarial.

Acerca de esos sueños, ella le hace saber -escrito en un papel, pues temía ser escuchada- a la segunda analista -en quien por entonces creía que podía confiar- que había soñado con el Sr. Hermano.

Ella estuvo profundamente impresionada por ese sueño.

En la siguiente sesión, la analista le devuelve el papel y le pregunta qué le había dicho el Sr. Hermano en el sueño.  

Cómo es que la analista sabía que el Sr. Hermano había pronunciado palabras en el sueño si ella no lo mencionó, es una cuestión que la intrigó por un tiempo.

Sin inocencia, ella mintió y dijo que el Sr. Hermano le volvió a pedir perdón, ahora en sueños.

Ella cree que las persecuciones laborales de las empresas T giran alrededor de esas precisas palabras que vino el Sr. Hermano a decirle en sueños.

Y se sintió aliviada, pues ya no era la protagonista del relato.

Semanas previas al despido, ella le expresa su satisfacción por el trabajo cumplido y por el estímulo profesional recibido en un email a Theo.

Ella pensaba que la persecución fue orquestada por la élite de ejecutivos de Recursos Humanos y Comunicaciones de las empresas T, habiendo sido identificada como una persona vulnerable: madre, divorciada, hijo discapacitado, y más aún, habiendo cometido ese pecado exclusivo de las mujeres siendo que los hombres son partícipes necesarios aunque no son considerados pecadores-.

También pensaba que Theo iba a ponerle fin a la persecución; como hiciera en su momento su Sr. Hermano. Hoy ella piensa que fue seleccionada como “target” por el Eminente, selección convalidada por los departamentos de Recursos Humanos de las empresas T por los perjuicios morales que estaban dispuestos a infligir y para aleccionar al resto de los empleados.

Sin embargo y por las palabras que escuchó en el sueño, ella está convencida que Theo es el responsable máximo de la persecución y no tiene atenuantes.

Aún cuando nunca fue tentada a participar en la persecución/manipulación de alguno de sus compañeros, ella considera hoy que no es la única persona que ha sido sometida a este proceso persecutorio.

Cree que al menos dos personas determinantes también fueron víctimas de la misma metodología de persecución.

Ambos fallecieron casi al mismo tiempo.

 

 

VI

 

Ella hoy piensa que los humanos somos la ficción de Dios con un pequeño margen de maniobra propio –o libre albedrío-.  Libre albedrío que cuando es verdadero y trascendente -el de las situaciones límites- implica el arrepentimiento. Lo cual conlleva hacer penitencia.

Ella cree que el ejercicio del libre albedrío no es para cualquiera.

Dice que hace poco le preguntó al Sr. Banville para qué soñamos.

Reconoce haber disimulado inocencia escribiendo la pregunta a continuación de su nombre en un papel que repartieron para que el Sr. Banville copiara el nombre de los destinatarios correctamente en las dedicatorias.

Tenía la intención concreta de conocer del Sr. Banville –justamente de él quien escribe sueños de una manera probablemente no superable por sus contemporáneos- su parecer acerca de para qué soñamos.

Lamenta que el Sr. Banville haya tomado la pregunta como una afirmación.

Cree que el Sr. Banville tomó la pregunta por una afirmación por dos posibles razones:

  1. El Sr. Banville es coqueto y no usa anteojos cuando los necesita por lo que no advirtió el signo “?” en la pregunta escrita,

o

  1. El Sr. Banville es algo autista, y escribió en automático en la dedicatoria lo que constaba en el papel…

 

Aunque ella no descarta que el Sr. Banville haya visto perfectamente el signo de interrogación y no quisiera responder, intencionalmente.

 

VII

 

Hoy la persecución ha perdido intensidad, probablemente por varias razones, siendo las principales:

  • Ella encontró un cerrajero incorruptible y los zapatos ahora no están disponibles para implantarles micrófonos (supone que los de los hijos sí, en casa del padre);
  • Ella envió un reporte detallado a un grupo anarquista radical de Canadá que juzgó culpables a la Iglesia Católica y la Iglesia Anglicana por la ejecución de crímenes rituales y se declaró independiente de las autoridades gubernamentales. Este grupo reunía testimonio contra componentes jerárquicos de la curia romana y anglicana y tiene la reserva de derechos de las 2500 palabras de testimonio escrito que ella envió detallando la colaboración de la iglesia para con la acción de persecución
  • Ella informó el accionar de las empresas T y de casi todos los colaboracionistas a diversas instituciones: incluidos la OIT, las Naciones Unidas, instituciones de salvaguarda de los derechos humanos y de los trabajadores.
  • Ella informó también la acción de persecución calculando un monto estimado de pago de sobornos a la Security Exchange Commission (SEC) de Estados Unidos que sanciona a las empresas que cotizan en las bolsas de Estados Unidos en caso de comprobarles actos de corrupción y sobornos en cualquier lugar del mundo, con castigos que pueden incluir la suspensión de la cotización de la acción. A la mayor empresa T ya se le ha comprobado pago de sobornos en una revisión de la SEC.
  • Asimismo, se comprobó la abundancia de energía y, por lo tanto la estrategia “imperante” (así decían) en las empresas T, implantada por el Eminente ha resultado errónea.
  • Tres ejecutivos de otra empresa T han sido despedidos en Brasil de sus funciones de CEO y dirección por sus socios japoneses por haber cometido fraudes contra la empresa que dirigían en la que estaban asociados. Notablemente, las empresas T reconocieron la comisión de los fraudes, devolvieron el dinero y exigen que los ejecutivos vuelvan a dirigir la empresa. La empresa japonesa los volvió a rechazar argumentando que la confianza se ha quebrado.
  • La empresa T tiene planteadas alrededor de cuarenta causas judiciales con sus socios japoneses. Acá hay otro límite que Theo no alcanza a dimensionar.  No es casualidad que el conflicto haya escalado tanto confrontando con una empresa japonesa.
  • La constructora T está siendo investigada por recibir sobreprecios y repartir sobornos en Brasil.

 

 

VIII

 

Finalmente, y probablemente constituyan la razón más significativa que habrá amedrentado a algunos colaboracionistas, han sucedido una serie de hechos sin explicación que damnificaron a las empresas T y a algunos colaboracionistas. Fueron varios hechos para los cuales los detalles cuentas y son complejos.

Sólo a modo de ejemplo: han ocurrido sendos incendios en las empresas T y en la petrolera de bandera nacional (una de las tantas empresa colaboracionistas) y también hubo un reciente incendio de aproximadamente 1000 hectáreas pertenecientes a Theo y otras tantas pertenecientes a sendos colaboracionistas en Cholila.

Antes hubo una caída de una avioneta en la que murieron ejecutivos de RRHH y comunicaciones de empresas colaboracionistas que pareció una réplica de la caída de la avioneta del Sr. Hermano.   

Vale aclarar que en los contratos empresariales y en la jerga de los negocios este tipo de acontecimientos se denominan literalmente “Actos de Dios” (“Acts of God”, en inglés). Su mayor efecto de amedrentamiento deviene no sólo por lo inexplicable de los hechos, sino también por el alcance y por la tipología de los accidentes que son un espejo de todas y cada una de las amenazas que ella recibió.

Hay un documento casi tan extenso como la Biblia escrito sobre el conjunto de los acontecimientos, incluyendo los ejercicios de catarsis escrita que también fueron objeto de la persecución. Ella considera que su testimonio escrito está en dónde corresponde con los derechos de publicación y divulgación cedidos a ese único grupo humano que se atreve a someter a juicio a los conductores de las Iglesias.

De todos modos, ella cree que las páginas que importan no son las que escribió sino las que están por escribirse, pues el relato no está terminado.

Y aunque ella no sea su protagonista, cree que algún otro será quien las escriba.

Flavia Di Cino

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s